Los autónomos también tienen derecho a una baja laboral

En este artículo abordaremos uno de los derechos básicos de los trabajadores, el subsidio por incapacidad laboral. Hablaremos de los derechos de los autónomos frente a una posible enfermedad o accidente, tanto si pueden seguir trabajando o como si necesitan cesar en su actividad.

El documento TA0521 es la puerta de entrada al mundo de los autónomos, se trata de un documento en el que se refleja tu compromiso con el estado ya que recoge cuál es tu ocupación/fiscalidad. En la opción 4.4 vemos que existen dos opciones:

1 – Acogerse a la cobertura de la incapacidad temporal.

2 – No acogerse a la cobertura de la incapacidad temporal.

En este punto, aconsejamos contar con la opinión de un equipo de profesionales (gestoría) o bien dirigirse a la Tesorería de la Seguridad Social donde podrán hacerte un cálculo de lo que te costaría acceder a los mismos derechos que tienen los trabajadores asalariados.

autonomos-derecho-a-baja

La baja de los autónomos se puede dar por dos supuestos:

1 – Enfermedad profesional o accidente de trabajo. En este caso los trabajadores cobrarán el 75% de la base de cotización del mes anterior desde el primer día. Será necesario pagar la cuota de autónomos si se sigue trabajando.

2 – La Incapacidad Temporal (accidente no laboral o enfermedad común). El autónomo o autónoma cobra un 60% de la base de cotización del mes anterior (desde el 4 día de incapacidad hasta el 21). A partir del día 22 aumentará a 75%. La Ley obliga a aquellos autónomos que siguen trabajando mientras cobran la baja, a seguir pagando la cuota de autónomos.

Si un trabajador por cuenta propia que cotiza la base mínima solicita una baja laboral, el primer mes cobrará, si se trata de la incapacidad temporal por enfermedad común, 525,42 euros, y el resto 656,78 euros hasta la fecha de alta.

Si la baja es por accidente o por enfermedad profesional cobraría 656,78 euros desde el primer día.  Teniendo en cuenta que hay que seguir pagando la cuota de autónomos durante la baja si el autónomo siguiera con su actividad, el primer mes quedarían netos 246 euros y el resto 395, 82 euros.

Cerca del 80% de los autónomos cotizan por la base mínima, es lo más cómodo y lo más barato, aunque para muchos pagar una cuota de 300 euros no sea precisamente “barato”. Los que paguen la base mínima pueden tener algunos problemas:

– Están poco protegidos.

– Su pensión será muy baja.

En definitiva, para tener mejores condiciones laborales, baja laboral, paro y una buena pensión, hay que pagar más. Cuando más pague, más protegido estará el profesional en cuestión. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR